Aunque muchas personas no lo saben, en realidad las avispas pueden suponer un gran peligro para algunas cosechas. Quienes trabajan en el campo o son aficionados a la jardinería conocen bien ese riesgo. Y las empresas de desinfección de Huesca como la nuestra también trabajamos para acabar con las avispas que provocan un daño importante. No obstante, no siempre es necesario actuar con un gran equipo y puede bastar con colocar algunas trampas. Por eso en esta nueva entrada queremos explicarte brevemente cómo puedes fabricar una trampa casera.

Lo que necesitas para tu trampa es una botella de plástico (de agua o de algún refresco, pero que sea grande), un trozo de cable o un alambre, y un líquido azucarado (puedes emplear un refresco pero te aconsejamos un zumo).

Corta la botella por debajo del cuello. Es suficiente con que sea unos centímetros por debajo. De ese modo, con la parte superior conseguimos un embudo.

Haz dos agujeros opuestos en el recipiente. Por ellos tienes que introducir el cable para crear un asa.

En el interior de la botella pon un zumo o un refresco. A continuación tapa la botella con la parte que has cortado como si fuera un embudo. Cuando las avispas se acerquen al líquido quedarán atrapadas.

No te llevará mucho tiempo y te aseguramos que te va a resultar efectiva. Eso sí, en caso de que tengas un problema grave con las avispas (ya sea por su número o porque no consigues acabar con ellas) te recomendamos que acudas a empresas de desinfección y en Huesca puedes ponerte en contacto con nosotros.

En Dys – Hy tenemos amplia experiencia en la eliminación de insectos. Te ofrecemos un servicio eficaz y económico.